Coherederos

Los cristianos somos herederos de una gran fortuna

“En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad.”
Efesios 1:11

Esta herencia incluye vida eterna, mansiones en una ciudad con calles de oro y otras cosas maravillosas que ni nos podemos imaginar. Pero la Biblia enseña que no es sólo para el cielo sino para disfrutar en esta vida también.

Nuestra herencia incluye todo lo que se ganó a través de la obra de Cristo en la cruz: salvación, sanidad, libertad, provisión, poder y autoridad, la capacidad de vivir una vida santa, la comunión de la iglesia.

¡Que gran herencia! Pero debes reclamar tu herencia o te la vas a perder. Este libro te enseñará cómo hacerlo.

Share This